Si a tu hijo adolescente le acaban de diagnosticar discapacidad visual‚ÄĒya sea por una afecci√≥n como la retinitis pigmentosa (RP) o la enfermedad de Stargardt, o por un accidente u otro traumatismo‚ÄĒo si su visi√≥n se ha deteriorado, tiene mucho que sobrellevar. Como t√ļ y el resto de la familia, puede tener una cantidad de preocupaciones y emociones.

Entre los desafíos más inmediatos se encuentra el de manejar la repentina pérdida de la independencia física y tener que aprender la manera de recuperar la habilidad de saber dónde está y cómo llegar de un lugar a otro por sí mismo. Para lograr esto, va a necesitar la ayuda de un instructor de orientación y movilidad.

El objetivo de la instrucci√≥n de OyM va a variar seg√ļn la visi√≥n √ļtil que tenga tu hijo adolescente, la afecci√≥n m√©dica y f√≠sica y la motivaci√≥n para desplazarse en forma independiente. Como probablemente se haya trasladado de un lugar a otro solo hasta hace poco, usando la vista y otros sentidos para ayudarle a llegar adonde quer√≠a ir, tiene la ventaja de entender conceptos tales como:

  • Qu√© aspecto tiene una manzana edificada
  • El trazado de varias intersecciones
  • C√≥mo se cortan las calles y avenidas
  • La forma en que est√°n distribuidos los negocios en los centros comerciales
  • “Puntos de referencia” con los que est√° familiarizado, que le ayudan a saber d√≥nde est√° en su vecindario

Probablemente haya visitado amigos en otros barrios, haya recurrido a la gran biblioteca regional en el otro extremo de la ciudad para completar una tarea de investigaci√≥n y haya ido de un lugar a otro con seguridad, sin que ni t√ļ ni ninguna otra persona lo hayan guiado. Ahora, con el entrenamiento que le brinda un especialista en OyM, puede aprender destrezas para recobrar su habilidad de desplazarse solo. El instructor trabajar√° con tu hijo en algunas de las siguientes maneras o en todas ellas:

  • Evaluar c√≥mo usa su visi√≥n (si la tiene) y los otros sentidos cuando se mueve en entornos con los que est√° familiarizado o le son desconocidos.
  • Evaluar su conocimiento de la comunidad, como por ejemplo, distintos tipos de intersecciones y c√≥mo usar el transporte p√ļblico.
  • Ense√Īarle t√©cnicas del tipo de gu√≠a vidente o con el bast√≥n, para desplazarse sin peligro.
  • Determinar si el uso de un bast√≥n largo le va a proporcionar la informaci√≥n y protecci√≥n que necesita para desplazarse sin riesgos; y, si fuere as√≠, ense√Īarle c√≥mo usar esta herramienta.
  • Determinar si alg√ļn dispositivo √≥ptico, tal como un monocular, podr√≠a permitirle usar su vista en forma m√°s eficaz. Si el especialista de OyM piensa que los instrumentos auxiliares √≥pticos podr√≠an beneficiarlo, deber√≠a derivarlo a una evaluaci√≥n cl√≠nica de baja visi√≥n a fin de que le puedan prescribir los instrumentos auxiliares adecuados.
  • Llevar a cabo una evaluaci√≥n con lentes de sol para determinar si los anteojos oscuros sin prescripci√≥n (lentes con filtros coloreados) le pueden ayudar a usar su vista en forma m√°s eficaz en los desplazamientos durante el d√≠a.

La motivación es importante

Tu hijo adolescente puede tener dudas o quiz√°s estar ansioso con respecto a hacer recorridos solo. Puede sentirse cohibido por usar un bast√≥n largo o anteojos de sol‚ÄĒreacciones que no son raras. Necesitar√° tiempo y que lo tranquilicen, para adaptarse a todos los importantes cambios que tienen lugar en su vida, y har√° falta que el especialista de OyM sea sensible a sus sentimientos. Sin embargo, se va a sentir m√°s motivado a aprender las destrezas de desplazamiento si las lecciones aumentan su acceso a lugares y actividades que le interesan particularmente. Por ejemplo, si una de sus pasiones es la m√ļsica y toca la guitarra, puede tener muchas ganas de aprender el recorrido hasta el comercio de m√ļsica que est√° al otro lado de la ciudad.

De regreso a la escuela

Para desplazarse sin riesgos en la zona de la escuela, tu hijo necesitar√° que el instructor de OyM le ense√Īe c√≥mo ir de un lado a otro, tanto dentro como fuera del edificio, c√≥mo cambiar de aula, c√≥mo encontrar el camino en los corredores llenos de gente y c√≥mo subir y bajar escaleras. Si bien algunos de sus compa√Īeros pueden actuar como gu√≠as, va a necesitar s√≥lidas destrezas de OyM para moverse sin riesgos y en forma independiente.

Seg√ļn sus diferentes intereses y planes para el futuro, el especialista de OyM tambi√©n va a dise√Īar lecciones sobre sus necesidades espec√≠ficas. Por ejemplo:

Llevar a tu hijo a sitios con los que no est√° familiarizado, tales como una poblaci√≥n m√°s grande o una ciudad pr√≥xima, a fin de ense√Īarle destrezas de OyM m√°s avanzadas.

Usar el transporte p√ļblico, lo que incluye c√≥mo obtener informaci√≥n sobre horarios, localizar la parada del √≥mnibus, el and√©n del tren o del subterr√°neo, pagar la tarifa, avisar al conductor o a otros pasajeros si necesita ayuda para saber d√≥nde bajarse, el comportamiento adecuado durante el viaje, c√≥mo bajar del √≥mnibus o el tren y c√≥mo encontrar el sitio al que va.

Usar taxis, lo que implica cómo llamar uno, cómo comunicarle cualquier necesidad especial al conductor o al operador y cómo manejar el pago y las propinas.

Sistemas de numeración, tanto en la calle como dentro de los edificios.

Cuidar la seguridad al viajar y qu√© hacer si advierte la amenaza de alg√ļn peligro.

Usar dispositivos ópticos durante el viaje, por ejemplo, un telescopio, para aumentar el acceso a la información visual.

Usar mapas, Internet y el tel√©fono para recoger informaci√≥n y prepararse para viajar‚ÄĒya sea a unas pocas cuadras de distancia o al otro lado del pa√≠s.

Planificar c√≥mo se va a manejar en un lugar nuevo, si tu hijo supone que partir√° a la universidad o se va a mudar a otra poblaci√≥n para trabajar, cuando se grad√ļe en la escuela secundaria.